Tipos de Lámparas LED. | Guli
7330
post-template-default,single,single-post,postid-7330,single-format-standard,theme-bridge,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_right,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0.1550835842,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Tipos de Lámparas LED.

Tipos de Lámparas LED.

Existe una amplia variedad de Lámparas Led

La implementación de lámparas elétricas y las diversas tecnologías de iluminación desarrolladas han pasado por diversos estadíos desde la invención del primer prototipo de lámpara eléctrica por arco voltaico, inventada por Humphry Davy y la posterior aparición de la lámpara eléctrica a filamento incandescente, desarrollada comercialmente por Thomas Edison. La iluminación eléctrica ha evolucionado motivada por la búsqueda de un modo de generar mayor radiación dentro del espectro visible utilizando para ello la menor energía posible; el punto máximo alcanzado por esta tecnología es la lámpara de LED, un invento relativamente reciente.

Lo ultimo en Iluminacion Led

Si nos remontamos a los inicios de la creación de las lámparas eléctricas, hallaremos que los primeros prototipos comenzaron a aparecer a principios del siglo XIX, aunque esos modelos eran más bien material de atracción para las familias de clase alta, como era usual en la época. Las lámparas tenían una vida útil extremadamente corta (de pocos minutos) y carecían de un uso práctico evidente.

Edison fue el impulsor de esta tecnología; su primera patente de uso práctico se implementó en el barco de vapor Columbia, en 1880. Se trataba de una lámpara de filamento de bambú carbonizado alimentada por una dínamo, y la luz proyectada alcanzaba para iluminar las aguas frente a la embarcación. Semanas después, se fundaba la United States Electric Lighting Company, la primera compañía eléctrica, que instaló sus primeras lámparas en un depósito de la ciudad de Nueva York.

Iluminamos Tiendas de ropa

Pocos años después, en 1904, Sándor Just y Franjo Hanaman obtuvieron una patente húngara para una lámpara con filamento de tungsteno y atmósfera de gas inerte (en contraste con los tubos de vacío utilizados hasta entonces). Estas lámparas eran más duraderas y lograban un brillo mayor al de los filamentos de carbón usados hasta entonces. Comienza entonces una búsqueda mayor de eficiencia.

En 1959 la General Electric patentó y lanzó al mercado una innovación en las lámparas incandescentes, llamada lámpara halógena: en estas, el filamento de tungsteno está encerrado en una ampolla que contiene una mezcla de gas inerte (xenón en la mayoría de los casos) y un halógeno tal como yodo o bromo. Esta mezcla permite que se forme un ciclo de redeposición del tungsteno en el filamento, alargando así la vida útil de la lámpara. Si bien no representa un incremento notable en la eficiencia energética, permite fabricar lámparas más duraderas.

Las precursoras a las lámparas fluorescentes modernas datan del año 1901, cuando Hewitt patentó un modelo a descarga de vapor de mercurio que funcionaba con bajo voltaje (el mismo necesario para encender las ya existentes lámparas incandescentes).

En 1938 salieron al mercado cuatro modelos de lo que hoy en día conocemos como tubos fluorescentes. Estas primeras lámparas, al igual que ahora, requerían del uso de un balasto. Ya para el año 1951, las lámparas fluorescentes (de mayor eficiencia energética) se vendían más que las incandescentes.

La primera lámpara de LED apareció en la década del 60 y consistía en un bulbo preparado para trabajar con baja tensión, pero sólo emitía luz en la frecuencia roja del espectro visible. Ya en la primera mitad de la década del 90 se presentó el primer LED capaz de emitir luz en la frecuencia azul del espectro, algo que abrió las puertas para la fabricación de la lámpara de LED una década después, utilizando una pequeña cobertura de fósforo para convertir parte de la luz azul en reemisiones de luz roja y azul, que mezcladas producen una luz blanca aceptable.

En 2009 se comenzó a comercializar la lámpara de LED. Con la reducción de los costos de producción pronto ganó popularidad y hoy en día su eficiencia es inmensamente superior al de las lámparas incandescentes, halógenas y fluorescentes. Su vida útil también es mucho más extensa: pueden durar años e incluso lustros.

¿Qué tipos de lámpara de LED existen?

Los distintos modelos de lámpara de LED se puede clasificar según su requerimiento de uso o el tipo de fijación empleado.

De propósito general

Este tipo de lámpara de LED se pensó como reemplazo de las obsoletas lámparas incandescentes y las más nuevas lámparas fluorescentes y halógenas; su sistema de fijación mediante rosca Edison E27 y su forma de bulbo permiten utilizarlas directamente en los apliques y spots ya existentes, sin necesidad de instalar transformadores u otros circuitos adicionales.

Los tubos de LED, reemplazan los viejos tubos fluorescentes.

Se llaman de propósito general debido a que emiten una luz blanca que abarca la mayor parte del espectro de luz visible, por lo que no emiten luz monocromática y sirven prácticamente para cualquier caso en el que se requiera una iluminación estándar.

Para casos específicos de iluminación

Brinda una iluminación con reguladores RGB, que les permiten lograr casi cualquier color.

Existe distintos modelos de lámpara de LED para usos específicos: algunas están compuestas por pequeños conjuntos de LED rojos, verdes y azules que, con la ayuda de un regulador electrónico, les permiten emitir luz de casi cualquier color en el espectro visible mediante la técnica de mezcla RGB.

Otros modelos emiten luz en el espectro infrarrojo o ultravioleta, y sirven para controlar dispositivos a distancia o detectar billetes falsos o la presencia de compuestos orgánicos (como orina, sangre, detergentes, etcétera).

Algunas lámparas de LED están diseñadas para funcionar como luces estroboscópicas; estas son especialmente útiles en la industria, para controlar la posición de un disco o bien para fotografiar los productos terminados o semi-terminados que circulan en una cinta transportadora, para detectar en fracciones de segundo la presencia de objetos indeseables.

Fijación

La fijación de las lámparas es otro criterio posible de clasificación. La primera lámpara de LED se fabricó con una rosca Edison E27, con el propósito de facilitar la transición desde las viejas tecnologías (incandescentes, halógenas y fluorescentes).

También existen otras roscas y sistemas: la rosca E40 que se utiliza para lámparas de alumbrado público (aquellas mezcladoras, de vapor de mercurio, sodio, etcétera); la rosca Mignon o E14, utilizada para los candelabros; la fijación bipin GU10, utilizada frecuentemente en apliques de escritorio o spots para lámparas halógenas.

Estos tipos de lámparas están aliadas al desarrollo de diversos tipos de luminarias y pueden aplicarse de manera fácil y práctica en cualquier parte del hogar, comercios o espacios públicos según la necesidad, tanto para exteriores o interiores. Existen lámparas pensadas para cada espacio y necesidad de iluminación: Lámparas de techo, de salón, plafones, Lámparas de mesa, Lámparas colgantes, entre otras que satisfacen cada gusto y utilidad requerida.

No Comments

Deja un comentario